seguridad

¿Conoce el perfil de quien está robando datos a su empresa?

Según datos del estudio de KPMG, existen altas probabilidades de que desde 2013 las empresas están siendo víctimas de la pérdida de información sensible…

Las estadísticas son claras y es posible que su empresa también esté pasando por la dura situación que están atravesando muchas industrias que pierden a diario grandes cantidades de información estratégicamente importante para la empresa.

Así lo confirmó el último estudio que publicó la red global de firmas de servicios profesionales de auditoría y asesoramiento financiero y de negocio KPMG, que indica que el 65% de los defraudadores son empleados activos de la organización y el 21% son exempleados.

Entre la cifra de los defraudadores que eran empleados, destaca que el 38% trabajó en la organización desde hace más de seis años y lo que es aún más alarmante es que estas cifras se mantienen constantes desde 2013.

En características más específicas, el estudio demostró que el 34% de los defraudadores responsables se divide entre directores ejecutivos y no ejecutivos; donde el 32% son gerentes y el 20% son miembros del personal.

Las estadísticas asumen que el 42% de las mujeres responsables de robar información son miembros del personal, 38% son gerentes y el 13% pertenece a roles ejecutivos. En cuanto al género masculino, se demostró que sólo el 15% de los defraudadores son parte del personal y el 32% desempeña roles de dirección.

“Los riesgos a los que están expuestas las empresas no se limitan a agentes externos que podrían hackear los sistemas, pues la evidencia demuestra que en la mayoría de los casos los delitos fueron cometidos por personas que ocupaban cargos de jefatura dentro de la organización, con varios años de laborar para la empresa y que gozaban de gran autoridad y confianza, la cual traicionaron por el deseo de obtener alguna ganancia personal”, explicó Ingrid Guerra, Senior Manager a cargo de los servicios de Auditoría Forense en KPMG Costa Rica.

Según los hallazgos del estudio, la debilidad de los controles internos destaca como uno de los factores que contribuyeron en el 61% de los fraudes realizados, este porcentaje representa un aumento con respecto a la edición anterior del estudio presentado en 2013, en el cual el porcentaje indicaba un 18% mientras que el presente año representa un 27%.

Con respecto a estos datos, Guerra explicó que los porcentajes indican que las compañías no se focalizan en la prevención del fraude y que el fortalecimiento de los sistemas de control interno y la gestión de riesgos de fraude aún no están inmersos en la cultura gerencial.

Fuente 

 

    Dejar un Comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Top